Ritondo dijo que devolverán el dinero pagado por horas adicionales de policías que no se cumplieron

El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, se refirió hoy a las novedades difundidas en las últimas horas sobre el informe Auditoría General de Asuntos Internos en las que se verifica que 15 mil horas de servicio que no se hicieron, y dijo que la investigación “seguirá avanzando”, al tiempo que confirmó que el monto de esos adicionales será devuelto a los organismos que los pagaron.
“Está avanzando la justicia, Asuntos Internos llega a un punto donde instruye todas las irregularidades que ve, y luego sigue la justicia”, dijo el ministro.
Por otro lado, remarcó que “hay un gran informe hecho por quienes después tuvieron la intervención en la comisaria primera donde se detectó que no se hicieron por lo menos el 50 por ciento (de esas horas adicionales) de los últimos tres meses, por lo que se devolvió a los establecimientos que contrataban Polad”.
El nuevo informe que releva los servicios de Polad (Policía Adicional) correspondientes al mes de noviembre y, a parte de diciembre del año pasado, suma más datos al difundido luego de una inspección que realizó Asuntos Internos (AI) en esa comisaria, ubicada en calle 53 entre 9 y 10, de La Plata, en la que además se halló 800 mil pesos en una caja de seguridad.
“Quedó verificado que había muchas horas Polad que eran pagadas por distintos establecimientos de gobierno que no eran cubiertas por ningún policía”, remarcó.
El pasado septiembre fue designado como interventor el comisario inspector Javier Martínez, quien conformó un equipo de trabajo para controlar la asistencia del personal asignado a cada objetivo Polad, la documentación correspondiente y el flujo de dinero.
Dos meses después presentó un informe en el que detallaba que habían detectado más 14 mil horas Polad que no se hicieron y se facturaron de manera irregular; Martínez fue nombrado jefe de la Departamental San Vicente y lo reemplazó el subcomisario Rubén Cañete, quien a su vez fue desplazado hace algunas semanas. La investigación administrativa de AI derivó en una causa penal, que es instruida por el fiscal Marcelo Martini.