Se lleva a cabo un nuevo paro nacional docente

Más de 4 millones de alumnos de la provincia de Buenos Aires no tendrán clases hoy por un paro nacional que impulsó el gremio Ctera, medida a la que adhirieron los maestros enrolados en Suteba, FEB, Udocba y Sadop.

Entre los reclamos se incluyen el rechazo a la “represión a los docentes de Chubut y Corrientes”, el pedido de “paritarias nacionales” y que se convoque también a las paritarias salariales en el territorio bonaerense. Desde la cartera educativa nacional se indicó que “la medida gremial a nivel nacional es desproporcionada. Es un sinsentido intentar coartar el derecho a la educación de los alumnos de todo el país por un conflicto focalizado en una provincia.

Hoy los docentes realizan un paro a nivel nacional y llevarán a cabo una movilización al Ministerio de Educación nacional en reclamo de paritarias y en “contra de la represión en Chubut y en Corrientes”.

La medida había sido anunciada la semana pasada por los representantes de la Confederación de los Trabajadores de la Educación (Ctera).

Eduardo López, secretario gremial, expresó en ese marco: “Tenemos un límite desde siempre, la represión. Nuestra dignidad no se negocia. Seguimos defendiendo las banderas de Carlos, de Stella y de todos nuestros compañeros desaparecidos”.

La secretaria general del gremio, la santafecina Sonia Alesso, expresó en tanto que “los conflictos en las provincias se intensifican cada vez más, y la única medida que se le ocurre al gobierno es la represión. Para nosotros, la represión es un límite”.

“No vamos a permitir que ningún maestro ni trabajador de la Argentina sea reprimido. Por eso paramos. Por la resolución de los conflictos provinciales, para exigir paritaria nacional docente, y contra el ajuste y la represión”, añadió.

Cabe mencionar que Suteba, la FEB y SADOP -docentes privados- se sumaron a la medida de fuerza que será la quinta en lo que va del año. En la provincia de Buenos Aires la décima jornada con huelga entre medidas provinciales y nacionales.

Según se informó, la concentración de los docentes en la capital federal será a las 11,30, en la esquina de Callao y Corrientes, para marchar luego a la sede del ministerio de Educación de la Nación.

Para el titular de la cartera educativa nacional, Alejandro Finocchiaro, “la medida gremial a nivel nacional es desproporcionada. Es un sinsentido intentar coartar el derecho a la educación de los alumnos de todo el país por un conflicto focalizado en una provincia. Es una acción que responde solo a fines políticos. En veinte provincias los docentes tienen un acuerdo salarial, y en el caso de la provincia de Buenos Aires y Chaco se han dado aumentos a cuenta de la paritaria y en Chubut se está volviendo a convocar a los sindicatos”.

“Ctera sigue pidiendo una Paritaria Nacional Docente, pero la Justicia ya afirmó -en primera instancia y en la Cámara de Apelaciones del Trabajo- que a los salarios de los docentes los definen y pagan las provincias.”

En tanto, sobre el conflicto en Chubut, el ministro de Educación indicó que “la responsabilidad del Ministerio de Educación de la Nación es trazar las líneas rectoras de la educación nacional. A las escuelas las manejan las provincias. En los primeros cinco meses del año, el Estado Nacional transfirió a Chubut 15.400 millones de pesos, entre los envíos de dinero automáticos y los presupuestarios. En términos por habitante, es un aumento del 31% con respecto al año pasado.”

“En los últimos dos años del Gobierno Nacional transfirió recursos como nunca antes. Este año, gracias a los acuerdos firmados y a decisiones propias del Gobierno, las provincias reciben 200.000 millones de pesos por encima del promedio 2003-2015.”

En tanto, la dirigente gremial María Laura Torres, de Suteba provincia de Buenos Aires, indicó que “hace más de 70 días que no recibimos un llamado a convocatoria a paritaria y sólo hemos recibido bonos navideños como anticipos de aumentos no fueron tales, ya que no se trató de sumas acumulativas, y esto se desnudó en el aguinaldo que nos depositaron la semana pasada, en el que no se vieron reflejados los supuestos anticipos de aumentos de sueldo”.

La dirigente gremial remarcó que “en abril quien gana hasta 15 mil pesos recibió 1.800 pesos; en mayo 1.500 pesos; y en junio 1.200 pesos. Nunca fueron acumulativos. Fueron cifras que no van al básico, ni sirven para aportes jubilatorios. Con estas cifras y la inflación que hubo se necesita un aumento de sueldo real en forma urgente. Por eso pedimos que concreten la convocatoria a los gremios que anuncian por televisión y no lo hacen en la realidad”.