Tips para hacer una mascarilla facial casera

Consejos para aprovechar las increíbles propiedades del vino en tu rostro. Aquí, una serie de tips para hacer dos mascarillas faciales con vino tinto, sencillas y con muy pocos ingredientes.

Mascarilla de vino tinto antienvejecimiento

El vino tinto tiene numerosas propiedades antioxidantes, por lo que es un gran aliado de la piel para ayudar a mantenerla joven y libre de toxinas. La mascarilla que te proponemos a continuación te ayudará a suavizar la piel, mejorar el aspecto de las arrugas, hidratar y mejorar las manchas de la piel. Y lo mejor es que es muy sencilla de preparar ¡sólo tiene dos ingredientes!. Aquí está la receta.

Ingredientes
2 cucharadas de vino tinto
1 cucharada de miel
Mezcla esta proporción de vino tinto y miel (preferiblemente pura) y aplícala sobre la cara limpia. Puedes aplicar también en el cuello para aprovechar las propiedades rejuvenecedoras de esta mascarilla casera de vino tinto y miel. Recuerda aplicar con los dedos suavemente con movimientos circulares y ascendentes, como si estiraras el rostro y el cuello. Deja actuar durante 15 a 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

Mascarilla de vino tinto anti-impurezas

Si sueles tener problemas de acné o de poros obstruidos, con esta receta de mascarilla de vino tinto verás mejoras en tu rostro. El vino tinto tiene propiedades anti-inflamatorias y sus componentes ayudan a secar, desinflamar y limpiar el poro, por lo que es un ingrediente ideal para preparar mascarillas caseras para el rostro. Esta receta también es muy fácil de hacer:

Ingredientes
2 cucharadas de vino tinto
1 trozo de aloe vera natural
1 cucharadita de agua purificada
En esta receta se mezcla el vino tinto con aloe vera para aprovechar las propiedades astringentes de esta planta natural muy utilizada en cosmética. Bate el trozo de aloe vera y mezcla con el vino tinto. Dependiendo de la consistencia que hayas obtenido, puedes añadir una cucharadita de agua o lo que necesites.

Te recomendamos usar esta mascarilla después de tu limpieza facial completa, para aprovechar que tus poros están un poco más blandos y abiertos por el agua tibia.

La mascarilla de vino tinto y miel no sólo ayudará a desinflamar los poros y sacar la suciedad de los poros más obstruidos, sino que los cerrará ligeramente gracias a la combinación de las propiedades del vino tinto y el aloe vera.

Además, te aportará hidratación, humectación y te ayudará a regenerar los tejidos externos de la piel, debido a las propiedades antioxidantes del vino tinto.