Titular de IOMA aseguró que decisión de la Agremiación Médica Platense «era ilegal e injustificada»

El titular de IOMA, Homero Giles, celebró hoy la decisión judicial que instó a la Agremiación Médica Platense (AMP) a cumplir el convenio vigente que establece que los médicos brinden el servicio a los afiliados a la obra social bonaerense, y consideró que su suspensión era ilegal e injustificada»
«Es un paro político para meternos presión para firmar un convenio a la medida de la Agremiación, donde nos piden un aumento de sus honorarios de 150 %”, dijo Giles en declaraciones a radio Provincia.
Asimismo, sostuvo que «además quieren que IOMA se abstenga de firmar convenios con otros médicos que no fueran de la Agremiación, lo cual es una cosa insólita”.
Giles explicó que “en caso que al afiliado se le pretenda cobrar de manera particular se debe denunciar, porque es un desacato a la medida cautelar de la jueza y puede correr una denuncia penal porque no están faltando sólo al convenio sino al fallo de la justicia”.
La justicia en lo contencioso administrativo de La Plata ordenó ayer a la AMP mantener la atención de los afiliados del Instituto Obra Médico Asistencial (IOMA), que había sido suspendida por diferencias en el convenio con la obra social.
La decisión la adoptó la jueza María Ventura Martínez al hacer lugar a una medida precautelar que presentó la Defensoría del Pueblo bonaerense.
“Era un escenario prácticamente extorsivo, es la locura de la salud privada, uno está en manos de una empresa que decide deliberadamente cuando corta y cuando sigue el servicio pero por primera vez la justicia salió a actuar y nos dio la razón”, consideró Giles.
El funcionario señaló que desde IOMA se les dio «todo lo que pidieron» y que los médicos «seguían comportándose se manera extorsiva», tras aclarar que la obra social «está de acuerdo en aumentar los honorarios”.
Giles precisó que en toda la provincia no tienen ningún conflicto y que solo se reduce a la agremiación platense. «Ayer publiqué todas las propuestas, vinimos hace dos meses bajo presión, la Justicia decidió que no jueguen con los afiliados de IOMA», indicó.
El conflicto entre IOMA y la agremiación médica platense comenzó en julio, cuando la obra social cortó su convenio con la AMP después de denunciarla por mala administración, ante una presunta defraudación de hasta ocho millones de pesos en la que estarían involucrados doce profesionales asociados.
Posteriormente, ambas partes comenzaron a reunirse para implementar un nuevo convenio de prestaciones, pero tras cumplirse el plazo fijado en el 16 de septiembre para llegar a un acuerdo, la AMP anunció que a partir de esa fecha atendería a los afiliados de IOMA como particulares.