Tragamonedas: solo tres empresas se presentaron la licitación y Boldt pica en punta

Sólo tres de las siete empresas inicialmente interesadas se presentaron a la licitación para controlar las casi 4 mil máquinas tragamonedas que funcionan en siete casinos de la provincia de Buenos Aires, y nuevamente Boldt se perfila para continuar su concesión.

La apertura de ofertas se realizó hoy en la sede platense del Instituto de Lotería y Casinos, que conduce Matías Lanusse, y consistió en la presentación de las ofertas de las empresas Boldt, Casino Victoria y Oasis Entertainment.

De este modo, Boldt, la histórica firma de Antonio Tabanelli, que controla el negocio desde hace décadas, quedó en condiciones de continuar con su reinado, ya que enfrenta a dos empresas locales de menor envergadura.

Los otros cuatro interesados que compraron los pliegos para la presentación desistieron, aparentemente a raíz de los vaivenes del dólar y la inestabilidad generada tras la corrida cambiaria que se inició en abril. Se trata de Codere, Enjoy, Solaire y Ajest, empresas de características internacionales con estructura para hacerle frente a la propuesta de Boldt.

Según las propuestas, Casino de Victoria, de Daniel Mautone, se presentó para los casinos Central (Mar del Plata) y Monte Hermoso. Mautone tiene como socio minoritario en algunos de sus emprendimientos a Daniel Angelici, presidente de Boca, amigo del presidente Mauricio Macri y poderoso operador judicial. Desde la empresa aseguran que “El Tano” no está embarcado en la nueva inversión bonaerense.

En tanto, Oasis Entertainment, que opera en el Bingo Pilar y tiene entre sus propietarios a Alejandro Gravier (esposo de Valeria Mazza), se presentó para las salas Hermitage (Mar del Plata), Tandil y Miramar.

Boldt, en tanto, presentó ofertas para los siete casinos y las 3.860 máquinas tragamonedas, por lo que quedó en soledad en tres de ellos, entre ellos Trilenium, en Tigre, que cuenta con casi la mitad de las terminales en disputa.

El Gobierno bonaerense anunció en septiembre pasado que para fin de año iba a licitar la concesión de 3.860 máquinas tragamonedas, pero en diciembre debió prorrogar la concesión a Boldt por las dificultades técnicas que conllevaba la licitación.

Fuentes oficiales sostuvieron que el armado del nuevo esquema de licitación era “técnicamente muy complejo”, y justificaron las demoras por la necesidad de “ordenar el sistema” heredado de la administración de Daniel Scioli, un entramado de decretos y resoluciones que prorrogaban sin licitación el vínculo con Boldt.

En paralelo, el Ejecutivo confirmó el cierre de los casinos de Mar de Ajó, Valeria del Mar y Necochea y del bingo de Temperley, por encontrarse muy cerca de otras salas de juego de la provincia.

De esta forma, el número de casinos en la provincia pasará de doce a nueve: siete entran en la actual licitación, mientras que el Sasso de Mar del Plata y el de Sierra de la Ventana tienen vencimientos en 2019 y 2021, respectivamente.

Ahora, la Provincia analizará durante casi dos meses las propuestas, antes de dar a conocer los ganadores de la licitación.