Una muestra contrapone el origen masónico y las consecuencias de la inundación de La Plata

La muestra fotográfica “La casa simbólica”, de la artista plástica Paula Toto Blake, recupera la génesis masónica de la ciudad de La Plata a partir de las ideas de progreso y desarrollo, y la contrapone con la experiencia de la destrucción y el abandono generadas a partir de la trágica inundación que en 2013 azotó a la capital de la provincia de Buenos Aires. 
Mediante la intervención de imágenes de edificios históricos de La Plata, como el Museo de Ciencias Naturales, el Palacio Municipal, la Legislatura y la Universidad, Toto Blake resignifica los emblemas de la ciudad y abre un espacio para el pensamiento.
La artista -que nació en La Plata en 1972- recuperó a través de un trabajo de investigación la historia de la ciudad que fue proyectada a finales del siglo XIX bajo los lineamientos de la masonería: el plano, las referencias de diagrama reticular y los trazados diagonales.
El 2 de abril de 2013, mientras la capital bonaerense sufría una lluvia torrencial que dejó un saldo de 89 muertos y millonarios daños materiales, Toto Blake desmontaba la exposición “Fragilidad” del Centro Cultural Recoleta, en donde reunía un conjunto de imágenes que evidenciaban rastros de destrucción y el paso del tiempo, como huellas de fragilidad humana ante la muerte.
“El día que levanté esa muestra, se inundó La Plata, de donde soy oriunda. Yo estaba hablando de fragilidad y de intemperie mientras se inundaba mi ciudad y moría un montón de gente por negligencia estatal y política”, rememoró la artista.
A partir de esa coincidencia, Paula comenzó a trabajar en “La Casa Simbólica” que podrá visitarse desde el 8 de agosto en el espacio FoLa (Godoy Cruz 2620) y que además participa del Premio FOLA Pampa Energía. 
“Lo que sucedió ese día me dio el pie para iniciar un trabajo de investigación sobre los orígenes de mi propia ciudad inundada y fragilizada. Esa sensación de intemperie le estaba sucediendo a mi ciudad de origen, donde viven mis familiares y afectos”, precisó.
La artista contó que “a partir de ello, empecé a indagar en los archivos de Dardo Rocha, el fundador de La Plata, y a sacar fotos antiguas de edificios públicos. Trabajé en base a esas imágenes de edificaciones de la época de la fundación, quitándoles el contenido y el contexto, volviéndolas fantasmagóricas”.
La artista da cuenta así en la exposición “de la paradoja entre lo que perdura y lo que cae, despojando a esos edificios de su carga de poder, de conocimiento y de autoridad, poniendo en evidencia sus propias fisuras y transformándolos en antimonumentos”.
Toto Blake busca conectar, a través de un proceso poético en diferentes planos, el pasado y la memoria con la huella de la destrucción reciente. 
Con cortes y desplazamientos por capas sobre las imágenes de las edificaciones, y con placas de metacrilato martillado, presenta las fotos en dípticos de tamaños similares.
La artista llevó a cabo “un sistema de aplicación sobre la foto de un metacrilato, como un vidrio autoadhesivo que luego martillé” y añadió que “se vuelven así instituciones fragilizadas, antimonumentos que nos hacen preguntarnos si las instituciones nos representan”. 
“A lo largo de la investigación descubrí tramas ocultas en torno a la fundación de la ciudad”, narró Toto Blake y señaló que verificó en ese recorrido que, en sus inicios, en los frentes de los edificios aparecían algunas de las iconografías características de la logia masónica, “como que toda la traza urbana fundacional de está diagramada en base al compás y la escuadra”. 
“Entonces, calé las fotos con esa simbología como la estrella de cinco puntas. Hice como capas de conocimiento y de palimpsesto, superposición de lecturas”, apuntó.
La artista explicó que en la exposición se reflejan “imágenes yuxtapuestas que hablan de dos cuestiones: la inundación, la fragilidad de la ciudad, que es un tema abierto, cuya causa aun no está cerrada y está latente en la gente; y la trama de la historia de los masones, lo que te remite al pasado y te hace repensar”.
La exposición se trasladará a la Feria Mercado de Arte de Córdoba entre el 15 al 19 de agosto y luego se verá en Chile y México.