Vecinos platenses recordaron los 5 años de la inundación

Un grupo de vecinos recordó hoy en la Plaza Moreno de La Plata la trágica inundación en la que el 2 de abril de 2013 murieron al menos 89 personas, resultaron inundadas 3.500 hectáreas y se generaron pérdidas por 3400 millones de pesos.
Familiares de víctimas de la inundación y asambleas de vecinos se manifestaron en la capital bonaerense y restauraron la marca que se encontraba pintada sobre la calle 12: “Para mantener viva la memoria”.
“Este es nuestro acto de memoria para preservar la seguridad en el futuro”, declaró allí a Télam, Gabriel Colauti, familiar de un hombre fallecido en la inundación, quien criticó la falta de un plan de contingencia ante una situación similar.
“Las obras no están terminadas y cuando lo estén, no solucionarán el problema. Ante un evento de similares características, la Ciudad de va a inundar otra vez. Las obras pueden hacer que el agua drene más rápido, pero la gente no falleció por el nivel del agua, sino porque fue arrastrada, o sea por la intensidad y la velocidad”, apuntó Colautti.
En tanto, Alejandro Albano, miembro de la Asamblea de Inundados Tolosa, dijo a Télam que “si bien el avance de las obras llega a un 77%, si vuelve a llover como aquel 2 de abril la ciudad va a afrontar la misma situación”.
“Las obras que se encuentran en ejecución son mitigadoras y, según profesionales de la universidad local, harían que el agua esté menos tiempo en las casas. Sin embargo, no generan gran cambio ante una inundación similar”, planteó Albano.
Además opinó que “está estancada” la causa judicial para determinar responsabilidades políticas en la inundación que asoló a La Plata de 2013.
“Sólo se está avanzando en elevar a juicio a los dos únicos imputados, Miguel Angel De Lorenzo (ex director provincial de Defensa Civil) y Sergio Lezana (ex director Municipal de Defensa civil)”, puntualizó Albano.
“Los responsables políticos de esa tragedia evitable, porque no hicieron las obras, son el ex gobernador Daniel Scioli y el ex intendente Pablo Bruera, y no están siendo imputados en esta causa judicial”, concluyó.
El vecino Néstor Rodríguez, que se inundó en las calles 66 y 28, expresó que “duele vivir en la injusticia”.
Consideró que “si hubiera responsables políticos en el banquillo (de los acusados), las obras avanzarían más rápido, pero estamos a la deriva y desprotegidos”.
En tanto, Celina Bertomeu, vecina de 32 entre 9 y 10, analizó que “las obras fueron insuficientes y no están concluidas”.
“No hace mucho, un funcionario dijo que probablemente nos volveremos a inundar. Es que el Gobierno tiene otras prioridades, alejadas de gastar dinero en cuestiones necesarias para la gente Entonces ¿qué motivos tengo para suponer que el hecho no se repetirá?”, comentó.
En ese sentido, en declaraciones formuladas a Télam, el intendente Julio Garro dijo hoy que las obras que realiza la comuna junto a la provincia en el Arroyo del Gato y en los derivadores de 143 y de 31 “están todas en marcha”, pero reconoció que “no tenemos que negar la realidad y debemos tomar conciencia de que ante una fuerte lluvia nuestra ciudad puede seguir padeciendo algún tipo de anegamiento”.
“Como sociedad, esta es una deuda pendiente todavía y no debemos subestimar la situación o decir que no nos puede pasar nunca más. Somos una ciudad que se inunda, por lo que diciendo la verdad podremos tomar conciencia. Hay obras y hay un plan de emergencia para saber qué hacer ante una lluvia como la de 2013, que está en la página de la Municipalidad”, apuntó.
El jefe comunal estimó que las obras “son clave y fundamentales para que el agua se vaya mucho más rápido”, dijo que estarán conluídas para 2019 y reconoció que “faltan algunas complementarias, reservorios y sumideros”.
En paralelo, el juez Luis Arias -que en su momento estuvo al frente de la causa y ahora está suspendido en su función- publicó en su cuenta de Facebook que “las víctimas oficiales no son las 51 personas que oportunamente hizo conocer el Poder Ejecutivo, ni los números que puedan difundir asociaciones civiles o periodistas puesto que no están comprobados en ningún expediente judicial y, en consecuencia, representan una mera opinión de quien las difunda”.
“El resultado de causa, fue -entre otras cuestiones- la determinación de 89 personas fallecidas a consecuencia del temporal, y 16 casos dudosos. Ese número surge de la sentencia que se adjunta, oportunamente dictada por el Juzgado a mi cargo el día 25 de marzo de 2014”, finalizó el magistrado.