Votan proyecto de tolerancia cero al volante en la Provincia

El Senado bonaerense tratará el próximo jueves una ley que propone el “alcohol cero” para menores de 21 años y conductores principiantes e incrementa las penas para quienes superen los niveles permitidos.

La iniciativa será tratada en la próxima sesión de la cámara alta, según indicaron fuentes legislativas.

El autor de la iniciativa, el senador Federico Susbielles (Unidad Ciudadana), señaló que “confiamos en que reciba media sanción el jueves, y que finalmente se apruebe en Diputados antes de fin de año. Si lo logramos, habremos demostrado que cuando hay diálogo entre diversos sectores, y voluntad de trabajar unidos, se pueden lograr los objetivos”.

La iniciativa establece que los conductores bonaerenses menores de 21 años y aquellos que recientemente hayan obtenido su carnet deberán circular “limpios” de alcohol en sangre. Además, contempla un aumento de la pena de inhabilitación hasta dos años para quienes superen los niveles de alcoholemia permitidos.

De aprobarse la iniciativa, a los menores de 21 años que obtengan su carnet de conducir se les aplicará la “Alcoholemia 0”. Es decir, que no podrán consumir ni una gota de alcohol antes de subirse a un vehículo, tal como ocurre actualmente con los choferes de transporte público y de cargas. La prohibición alcanzará también a los que obtengan su carnet por primera vez, durante dos años, período en el que se prolongará la categoría de “Principiante”.

Quienes incumplan esta prohibición incurrirán, según el proyecto, en una “falta grave”, por lo que a las multas correspondientes se le sumará la “concurrencia a cursos especiales de educación y capacitación para el correcto uso de la vía pública”.

Por otro lado, la iniciativa endurece las sanciones contra quienes excedan los niveles de alcohol en sangre permitidos por la legislación actual, llevando hasta dos años la inhabilitación para conducir y hasta $ 64.000 la multa máxima.

De este modo, la inhabilitación para quien supere en 500 mg el nivel de alcohol permitido pasará de 6 a 12 meses; mientras que quien lo haga por 1.000 mg quedará inhabilitado por 18 meses; y a quien sobrepase el límite por un nivel mayor se le retendrá el carnet por dos años.

En tanto, el proyecto que podría ser ley antes de fin de año incrementa fuertemente las multas. De este modo, a las sanciones económicas ya fijadas por la ley se le agregará un 25% por cada 500 mg de alcohol en sangre que se supere el límite establecido. De este modo, a quien se le halle un nivel de más de 1.000 mg por encima del permitido le podría caber una multa, a valores actuales, de $ 63.892.

“Hablamos de salvar vidas, por eso estamos convencidos de que es una norma importante, que además fue producto de un largo proceso de trabajo: con los familiares de las víctimas, con la comunidad científica, con los sectores de la industria y con los espacios políticos”, indicó Susbielles.