Bajo la noche estrellada y con una copa de vino, el Tigre se disfruta de manera diferente

El láser apunta una de las tantas constelaciones en el cielo diáfano y los turistas miran embelesados mientras degustan una de las tres clases de vino que se ofrecen en la travesía nocturna por el río Sarmiento, en el Tigre, experiencia que se repetirá el próximo 16 de febrero.
Así lo anunció a Télam la Subsecretaría de Turismo local, a cargo de Sergio Castro. El ciclo “Vino y Estrellas”, que va por su tercera edición -en diciembre y en enero fueron las anteriores-, es una experiencia singular en la que, además de los turistas, participan una somelier y una amante de la astronomía, ambas encargadas de hacer conocer a los afortunados visitantes sobre los secretos del cielo y la bebida.
Elvira Giménez es quien llevará las voz cantante en lo que se refiere a los misterios de la estrellas que coronan la cúpula negra del cielo bonaerense, y provista de un puntero láser, iluminará cada a una a su turno: la Cruz del Sur, las Tres Marías, Orión, y otras tantas constelaciones.
En tanto, la somelier Silvia Ramos ofrecerá a los paseantes una charla sobre la industria vitivinícola del país y su historia, acompañada de la degustación de una copa de vino tinto, otra de rosado, y una tercera de blanco.
El barco que realiza esta experiencia única de tres horas de duración -de 20 a 23-, y a un costo de 500 pesos por persona, parte de la estación fluvial con puntualidad para que los turistas tengan la oportunidad de observar el atardecer sobre las aguas del Delta.
La noche se acerca a su cenit, pero en el trayecto la tenue luz que va desapareciendo de a poco permite descubrir los perfiles de los palacetes del siglo XIX -clubes de remo en su mayoría- que se distribuyen sobre la extensa costa, y que le otorga una magia especial a las suntuosas estructuras.
Al regreso existen ofertas para cenar a 350 pesos por persona, por ejemplo en el Restaurante Vivanco, ex sede el club de remo Canotieri, en tanto que hay posibilidad de alojarse, dos personas, a 800 pesos por noche en los hoteles de la zona.
Pero además, desde la Subsecretaría precisaron que para el 14 de febrero, dos días antes de la excursión nocturna y con motivo del festejo del Día de los Enamorados, se realizará un concurso para parejas.
Bajo el título “Tigre te Enamora”, los concursantes deberán enviar hasta el próximo 9 de febrero un relato sobre su historia de amor al link www.vivitigre.gov.ar/tigreteenamora, y los ganadores serán premiados con una estadía en la ciudad o en el Delta.
Las parejas disfrutarán de su estadía en establecimientos como Wyndham Nordelta, Cabañas del Espera, Delta Eco Hotel, La Morada, La Posta, Posada 1860, Puerto Carpincho, Solar del Delta y Villa Victoria, entre otras.
El Tigre y su Delta, que reciben unas 5 millones de visitas por año -120.000 cada fin de semana- tienen además otra interesante propuesta para la tarde-noche, como es la del parque temático Euca Tigre.
El parque tiene más de 105 juegos en altura de 9 niveles, con puentes colgantes sobre centenarios eucaliptos, obstáculos para la destreza física que van incrementando su dificultad y su altura, una palestra para escalar y hacer rapel, tirolesas, y el juego de caída libre “VertiGo”.
Una singularidad es que para ingresar al parque, aquellos que miden más de 1,6 metros de altura pagan 500 pesos, mientras que quienes miden menos abonan 450 pesos, y el horario es de 16 a 23, para evitar el sofocante calor del verano.
Más tranquilo y con menos nivel de adrenalina, el Paseo de los Escritores es otra experiencia que permite recorrer la obra literaria del ex presidente Domingo Faustino Sarmiento y su relación con el Delta, un itinerario que si se realiza el próximo 17 de febrero tendrá el aditamento de contar con la presencia del historiador Eduardo Lazzari para saber más de la vida y obra del prolífico prócer.
Para llegar a la casa museo de Sarmiento, una lancha que parte de la estación fluvial transita por el por el río homónimo hasta llegar a destino donde turistas y locales repasarán junto a Lazzari la biografía del autor y su vínculo con las islas, para luego finalizar la excursión con un recorrido por arroyos de la zona.