Cachi conserva antiguas casonas que delatan su rica historia y su identidad

La localidad de Cachi, que fue incluida en el programa nacional Pueblos Auténticos y que es considerada uno de los principales destinos turísticos de Salta, conserva antiguas casonas y construcciones que delatan su rica historia, preexistente a la llegada de los españoles.
Ubicada en la confluencia de los ríos Cachi y Calchaquí, es el municipio cabecera del departamento que lleva el mismo nombre, y está a 157 kilómetros de la ciudad de Salta, en el extremo oeste y la zona alta de los Valles Calchaquíes de la provincia.
Desde la capital se llega a esta localidad enmarcada por el imponente Nevado de Cachi -de 6.380 metros de altura sobre el nivel del mar (msnm)- por la ruta nacional 68, hasta El Carril, y luego por a la provincial 33 que atraviesa la Quebrada de Escoipe.
La Cuesta del Obispo y el Valle Encantado, el Parque Nacional Los Cardones y la Recta del Tin Tin, además de la pequeña localidad de Payogasta, son algunos de los atractivos que se pueden disfrutar en el viaje imperdible que conduce a Cachi.
Se trata de un pueblo preexistente a la dominación española, donde habitaban los Chicoana, y en sus calles angostas se pueden observar casonas antiguas y construcciones que delatan su rica historia posterior.
La Iglesia San José de Cachi, frente a la plaza central y que en 1945 fue declarada Monumento Histórico Nacional, es una de las más interesantes muestras de la arquitectura colonial de los Valles Calchaquíes.
Otro atractivo local es el Museo Antropológico “Pío Pablo Díaz”, donde se guardan restos de civilizaciones precolombinas.
En torno a Cachi se pueden disfrutar de parajes de increíble belleza, como El Algarrobal, Cachi Adentro y San José, entre otros puntos de este municipio que se convirtió en uno de los paseos obligados de los turistas que llegan a Salta.
Verdes intensos y callecitas de piedra se unen al recorrer este cálido pueblo, apostado a 2.280 msnm y rodeado de una naturaleza privilegiada.
E sol es allí el principal protagonista, junto a un clima templado o frío, según la estación del año, y seco, que hace propicias las tierras para la producción de verduras y hortalizas, principalmente el pimiento.
Cachi también ofrece actividades como cabalgatas, senderismo, montañismo y excursiones, entre otras, y en enero se realiza el tradicional Festival de la Tradición Calchaquí, que reúne a importantes artistas folclóricos.
Por la ruta nacional 40, que la atraviesa, se puede llegar a La Poma, Molinos, la Laguna de Brealito, Seclantás y la Quebrada del Colte, entre otros puntos de la tradicional Vuelta a los Valles de Salta, conocido como el circuito o Camino de los Artesanos.
En marzo se realiza la Fiesta en honor a San José de Cachi, en la que se puede advertir otra costumbre de la zona, que es la quema de cardones, considerada una de las actividades imperdibles del pueblo, cuya identidad se remonta a una rica historia y cuyo nombre en quechua significa “sal”.
Con cerca de 3.000 habitantes, Cachi y sus alrededores tienen infraestructura adecuada para los visitantes, con hosterías, hoteles y hostales, además de lugares en los que se puede disfrutar de la gastronomía de esa región salteña.