El juez Pullen Llermanos inspecciona de vuelta la propiedad donde Milagro Sala seguiría detenida

El juez de Jujuy Pablo Pullen Llermanos decidió realizar una nueva inspección a la propiedad donde continuará detenida Milagro Sala si resuelve concederle a la líder de la organización Tupac Amarú el beneficio de la prisión domiciliaria, que ya le concedió el juez Gastón Mercau, atendiendo recomendaciones de la CIDH.
Según consignaron fuentes judiciales, Pullen Llermanos, que mantiene con prisión preventiva a Sala, por supuesto encubrimiento de un asesinato ocurrido en 2007, realizará la nueva inspección -sería a partir de las 8.30-, a una de las propiedades de la dirigente social detenida, ubicada en cercanías del dique La Cienega, en la localidad de El Carmen.
Para que se concrete la prisión domiciliaria falta que Pullen Llermanos se expida en el mismo sentido.
Mientras, Sala deberá esperar en el Penal de Alto Comedero, donde permanece detenida desde el 16 de enero de 2016 por distintas causas.
Sala fue detenida por «instigación a cometer delitos» y «tumulto», a causa del acampe que la organización que conduce había montado frente a la Casa de Gobierno, tras la asunción en el cargo de Gerardo Morales en diciembre de 2015.
Luego, su prisión preventiva se extendió por las causas que se tramitan, en su contra, sobre fraude, extorsión y asociación ilícita, a raíz del desvío de fondos públicos destinados a la construcción de viviendas sociales.
El pasado 28 de julio, la CIDH había reclamado al Estado argentino que definiera «medidas alternativas a la detención preventiva, como el arresto domiciliario, o bien, que la señora Milagro Sala pudiera enfrentar los procesos en libertad».