En medio del paro, docentes bonaerenses amenazan con profundizar las medidas de fuerza

La presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, advirtió hoy que las medidas de fuerza “se van a profundizar” si el gobierno bonaerense no “cambia de actitud”, durante la movilización que docentes provinciales realizaron este mediodía en el centro porteño, en el marco del paro de 48 horas que finaliza mañana.
“Esta pelea no se resigna. Si no cambia de actitud (el gobierno provincial), desde este frente de unidad le decimos que las medidas se van a profundizar, no estamos dispuestos a bajar los brazos”, afirmó Petrocini, quien ofició de oradora en el acto que los gremios docentes realizaron frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, ubicada en Callao 237.
“Ya lo hicimos con otros gobiernos, ¿por qué no lo deberíamos hacer ahora cuando profundizan el ajuste?”, se preguntó la dirigente, que además dijo que los docentes tienen “salarios de pobreza”.
El Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) inició hoy un paro de 48 horas, y como parte de la protesta convocó a marchar a partir de las 11 desde el Congreso de la Nación hasta la Casa de la Provincia de Buenos Aires, donde tuvo lugar el acto.
Los gremios que adhieren a la medida de fuerza son el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (Suteba), la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), la Asociación de Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba) y el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop).
La protesta gremial surgió luego de que el gobierno bonaerense ratificara por decreto los anticipos salariales (del 19,7%) ofertados en la mesa paritaria del 23 de agosto y que habían sido rechazados por los sindicatos.
En el oficialismo provincial, insistieron, en tanto, en que el decreto “formaliza los aumentos que se dieron como adelanto de paritarias hasta agosto último”, indicaron que la suba llega a “20,7% con material didáctico” y que así incorporan al salario sumas hasta ahora abonadas en negro.