Jaime y De Vido están en tribunales para una nueva indagatoria en la causa por los cuadernos

El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido y el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime fueron trasladados hoy a los tribunales federales de Retiro para prestar declaración indagatoria en la causa que investiga el pago de sobornos, abierta a raíz de los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno.
De Vido, Jaime y Claudio Cirigliano -los tres detenidos- arribaron a primera hora a Comodoro Py 2002 para ser indagados por el juez federal Claudio Bonadio, quien dispuso una nueva tanda de declaraciones en relación con los multimillonarios pagos de sobornos que sostiene se hicieron en el área de la concesión de transporte público durante el gobierno del kirchnerismo.
De Vido ya está procesado en la causa como supuesto organizador de asociación ilícita junto a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el también preso ex funcionario Roberto Baratta, por lo cual ahora ampliará su indagatoria en relación a estas nuevas imputaciones.
De Vido, preso por la causa de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, y ya condenado por la tragedia del tren de Once, está alojado en el penal de Marcos Paz, y hasta ahora siempre logró ser indagado por videoconferencia en las causas en su contra al alegar razones de salud.
Pero Bonadio lo citó en persona, por lo cual se lo trasladó desde la cárcel, al igual que a Jaime y a Cirigliano.
El empresario quedó detenido al confirmarse la condena en su contra por la tragedia del tren de Once.