Kicillof anunció giro de 1.500 millones de pesos a los municipios y pidió seguir «trabajando juntos»

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aseguró hoy que el sistema de fases implementado en la provincia «esta funcionando bien», pidió a los intendentes «seguir trabajando juntos» y les adelantó que habrá una nueva transferencia a los municipios por 1.500 millones de pesos para hacer frente a la pandemia del coronavirus.
«El sistema de fases que estamos llevando adelante está funcionando bien, en el marco de una enfermedad que no conocemos y todos los días nos obliga a afrontar situaciones nuevas», sostuvo el gobernador.
Kicillof admitió: «Podemos tener distintas visiones sobre algunas cuestiones pero con paciencia y con prudencia, continuemos coordinando y trabajando juntos», tras mantener una videoconferencia con todos los intendentes de la provincia de Buenos Aires.
Según informó la Gobernación, en el encuentro Kicillof explicó que los casos de Covid-19 que antes se concentraban en el área metropolitana del AMBA «ahora avanzaron hacia el interior del país y de nuestra provincia».
«Aunque no hay un colapso del sistema, la situación es muy frágil, y hoy nos toca cuidar a los vecinos y vecinas para evitar más contagios», graficó.
El gobernador expresó dijo estar seguro de que «el camino de trabajo coordinado contribuye a que la enfermedad no haya desbordado nuestro sistema de salud».
Previo a la reunión con los intendentes, Kicillof mantuvo el tradicional encuentro con su Comité de Expertos para actualizar los datos de la situación epidemiológica y las medidas que se analizan para la próxima etapa de Aislamiento y Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO).
Según se informó, los expertos advirtieron que «se está transitando una meseta en niveles muy altos» y que la «naturalización de la enfermedad no es positiva porque lleva a disminuir los cuidados».
Los expertos destacaron la necesidad de que «la ciudadanía tenga conductas más responsables para evitar un aumento de contagios».
Durante el encuentro, el ministro de Salud provincial, Daniel Gollan, ratificó que «el crecimiento global de casos se está produciendo a expensas de un incremento en el interior de la provincia».
Además, destacó la necesidad de continuar con los cuidados porque «ahora tenemos el horizonte de la vacuna, y debemos preservar las vidas y cuidar a los grupos de riesgo».
El intendente de Morón, Lucas Ghi, explicó que se sigue «atravesando un momento delicado en el que es fundamental profundizar las acciones coordinadas, para optimizar los recursos que permitan continuar dando respuestas a las y los ciudadanos».
«Este es el camino: con la presencia del Estado y la responsabilidad social superaremos este momento y saldremos adelante», resaltó en su cuenta de Twitter.
Una fuente de la reunión explicó que algunos intendentes pidieron que la provincia habilite la actividad de la construcción privada, gastronomía bajo la modalidad del take away plus y que los gimnasios puedan abrir para clases de rehabilitación..
«Cumpliendo los protocolos correspondientes necesitamos el regreso de todas las actividades económicas que no generen encuentros de gente en el interior de comercios», graficó el vocero.
Durante la reunión, el gobernador estuvo acompañado del jefe de Gabinete, Carlos Bianco; el ministro Gollan, el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak; la ministra de Gobierno, Teresa García; el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque; la vicegobernadora, Verónica Magario, y el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín.