Puerto Deseado ofrece su gran biodiversidad, paisajes cultura e historia para el verano

La tendencia creciente de turistas que buscan destinos pequeños, alejados de rutas tradicionales y en pleno contacto con la naturaleza, genera buenas expectativas para el verano en Puerto Deseado, que además de contar con una singular biodiversidad marina, este mes recibirá a la única colonia continental de pingüinos penacho amarillo.
Mientras las autoridades de esta comuna de la costa de Santa Cruz bregan por lograr conectividad aérea, su ubicación virtualmente aislada y sus escasas 400 plazas no dejan de ser un atractivo para ese segmento turístico, a tal punto que recomiendan coordinar hospedaje y excursiones antes de viajar.
Además de los penacho amarillo, Puerto Deseado tiene en su ría -la única de América del Sur- islas, cañadones y costas con una amplia biodiversidad.
Allí conviven mamíferos marinos, como lobos y delfines australes o toninas overas, y unas 120 especies de aves de mar, costeras y migratorias, entre gaviotas, ostreros, petreles, gaviotines, escuás, palomas antárticas y cormoranes de distinto tipo.
Además del paisaje de la zona y la imperdible excursión náutica e insular a Isla Pingüino, donde recalan los penacho amarillos, existen propuestas con historia, cultura y gastronomía.
Las secretaria de Turismo local, Mónica Quintomán, contó a Télam que “en estos días están llegando las primeras colonias de pingüinos de Magallanes, que se quedan en el interior de la Ría y en Isla Pingüino, y muy pronto van a llegar los penacho amarillo, que son la estrella del destino”.
Las colonias de magallánicos son de unos 45 mil en la Ría y 40 mil en Isla Pingüino, en tanto los penacho amarillo no llegan a los 2.000 ejemplares pero son el principal motivo de las excursiones que -desde su llegada- parten cada día de Puerto Deseado.
La funcionaria explicó que la temporada alta de Deseado es entre octubre y marzo o abril, cuando se encuentra la mayor parte de la fauna marina, entre aves y mamíferos.
“Deseado es un destino con mucha naturaleza y biodiversidad, en particular de aves costeras”, dijo Quintomán, y explicó que combina “los paisajes, la tranquilidad y atractivos turísticos relacionados con la fauna y con la historia”.
En este sentido, mencionó dos circuitos autoguiados: “De Cara a la Libertad” y “El Derrotero del Corsario”.
El primero, es el relacionado con las huelgas de 1920 y 1921, que inspiraron la película La Patagonia Rebelde, en tanto el Derrotero del Corsario es un circuito nuevo, en el que el turista puede seguir los pasos de Thomas Cavendish, el marino inglés que dio el nombre a la ciudad por una de sus naves, la “Desire”.
La funcionaria también comentó que “la Ría tiene un marco natural impresionante, que se presta para la actividades al aire libre, en contacto con la naturaleza, y permite al turista no sólo recorrer el destino sino disfrutar de estas propuestas”.
“Diciembre -siguió- es el mes en que Deseado abre la temporada con el lanzamiento de todas las propuestas, en lo deportivo, cultural, en lo histórico, y todos los fines de semana hasta fin de enero, el turista y el local van a tener una propuesta distinta”.
En lo deportivo y participativo anunció el anual cruce de la ría a nado, la competencia de windsurf Ría Wind, un duatlón de cicloturismo y pedestrismo, y varias opciones de trekking,
Sobre la capacidad de hospedaje, precisó que cuentan con unas 400 plazas, en hoteles, departamentos, cabañas y bungalows.
“La oferta es variada, pero recomendamos que antes de llegar al destino coordinen el alojamiento y las excursiones náuticas, porque son con capacidad limitada y también por la cuestión climática, que es muy cambiante”, advirtió.
En la reciente Feria Internacional de Turismo, en Buenos Aires, comprobaron que se acercaba a su stand “mucha gente muy interesada en conocer destinos nuevos, y Deseado es uno de esos destinos”, afirmó.
Buena parte de su propuesta turística se basa en “la tendencia del viajero a buscar lugares con mucha naturaleza, donde se pueda practicar actividades como observación de aves, algo que también disponemos”.
Las perspectivas de turismo extranjero encuentran a Brasil y Chile como principales emisores “aunque Europa es también un mercado sumamente importante”.
“Ya hay varios contingentes de Alemania que organizaron su visita al destino -añadió al respecto- de hecho, a mediados de este mes van a ser los primeros grupos en llegar a Isla Pingüino y a recorrer la Ría, y también vendrán de Francia e Italia, entre otros muchos países que nos visitan cada año”.
Deseado tiene un aeropuerto local que está fuera de servicio y las autoridades gestionan su reactivación, tanto para beneficio del turismo -que es la tercera actividad económica de la ciudad- como para las industrias de la pesca y la minería, en los dos primeros puestos.
“Esperamos contar pronto con este servicio tan importante, porque junto a eso van a venir inversiones en el rubro hotelero, en el gastronómico y en el mismo rubro aerocomercial, en todo lo que tiene que ver con el sector”, aseguró Quintomán.
Por el momento, la conectividad se da desde Comodoro Rivadavia -el aeropuerto más cercano- y unos 300 kilómetros por las rutas nacionales 3 y 281, que se pueden recorrer en vehículo particular o buses de larga distancia.
“Para el desarrollo de la actividad turística es sumamente importante la conectividad aérea, pero cuando el turista está convencido de lo que a ver, a visitar, de lo que se va a encontrar, no es un impedimento para llegar vía terrestre”, concluyó la secretaria de Turismo.